Bioplátanos serán exportados a Europa con certificado digital

Bioplátanos serán exportados a Europa con certificado digital

En el Puerto de Amberes en Bélgica se desarrolló un proyecto innovador en el sistema aduanero de importaciones, dirigido especialmente al mercado de los plátanos cultivados orgánicamente, denominados bioplátanos, que son aquellos frutos que se cultivan sin el uso de pesticidas u otros productos químicos, para los cuales, el referido puerto ha creado un bio-certificado digital que acredita tal condición, tras el éxito de este certificado en este puerto, dicho certificado se introducirá en toda la Unión Europea a partir del mes de abril 2017.

Este proyecto comenzó como un plan piloto altamente avanzado en el puerto de Amberes, específicamente, en la terminal de fruta BNFW, en donde el servicio de aduanas fue crucial para concertar este plan. La oficina de aduana de este puerto jugó un papel destacado colocando a prueba el banano que contaba con la característica especial de ser tipo orgánico, ya que, a los fines de convertir aún el producto en algo más orgánico, se planteó la posibilidad de eliminar el papel de bio-certificado, por una opción más fiable y segura, como lo es la certificación digital de bioplátanos.

El mencionado proyecto se llevó a cabo para la importación de bananos que se efectuaba en Bélgica, los cuales provienen de Latinoamérica y que ingresan a este país desde el Puerto de Amberes.

Los bioplátanos y los estrictos controles de bio-certificados

Con el fin de ofrecer a los consumidores europeos la garantía de que los bioplátanos que compran en la tienda provienen en realidad de cultivos orgánicos, los bio-certificados digitales están sujetos a controles muy estrictos. Para tales fines, la exportadora de bananos, junto con los agentes de aduanas de Amberes, deben presentar un certificado de bio-inspección que efectúe la administración de aduanas, en caso que los bananos arriben a este puerto.

Ahora bien, en ocasiones este certificado de bio-inspección podía perderse, perdiéndose así, la posibilidad de comprobar por parte del distribuidor la verdadera procedencia de los bananos. Ante tales, hechos, la Comisión Europea (DG Agri) decidió llevar a cabo un proyecto piloto para impedir que esto sucediera, desarrollando así, un plan piloto en Amberes que permitía la digitalización del bio-certificado.

La certificación digital aporta un valor añadido a los bioplátanos

Para obtener la bio-certificación digital, el exportador de banano de cualquier parte del mundo que desee ingresar mercancía a la Unión Europea, deberá conectarse vía web a la plataforma de la Comisión Europea y enviar los datos relativos a la remesa de bioplátanos que son enviados a cualquier puerto de la U.E que cuente con este sistema.

Cuando el envío llega realmente, cuestión que por razones de transporte puede tardar un par de semanas, el servicio de aduanas del puerto revisará la mercancía mediante el sistema de la Comisión Europea antes mencionado, el cual, permite validar la importación y corroborar la llegada del banano proveniente de cultivos orgánicos.

Transformándose la fase anterior, en un proceso mucho más rápido que el actual, ya que, hasta por los momentos, los trámites actuales de certificación pueden durar hasta un lapso de 5 días, hasta por fin concluir con la entrega del certificado en papel desde el país exportador hasta el importador. Lo que ahora, con este nuevo sistema tardará solo minutos, puesto que, toda la información estará respaldada en el software y la certificación será digital.

La Comisión Europea ya ha publicado la legislación necesaria para la aplicación de este sistema de certificación digital de los bioplátanos en todos los puertos de la UE, sistema que entra en vigor desde el mes de abril de 2017.