Exportación bananera ecuatoriana ¿Qué esperar?

Este año arranca con dificultades para la exportación bananera ecuatoriana. Por una parte, el BID en su informe sobre el desarrollo de países latinoamericanos, señala que Ecuador no creció en 2019. Al mismo tiempo, el FMI pide al Gobierno nacional hacer ajustes para superar el déficit fiscal, calculado en 3.400 millones de dólares.

Analistas señalan que el país vive momentos complejos, atizados por la incertidumbre política propia del proceso electoral presidencial. A esto se añade la insatisfacción social y el retraso en la implantación de un ajuste económico. Ajuste que no se implementa, especialmente por la falta de voluntad política y de respaldo popular.

Sin embargo, toda adversidad plantea una oportunidad. Aun cuando las  necesidades de financiamiento externo ascienden a $5.200 millones, los exportadores de bananos se preparan para mejorar el PIB este año. Así se interpretan de las últimas declaraciones realizadas por voceros este sector.

Los productores informan sobre nuevas acciones fitosanitarias preventivas

Asimismo, los empresarios informan sobre las nuevas medidas fitosanitarias en las plantaciones. Cabe recordar que el año pasado Rusia, principal importador del banano ecuatoriano, emitió tres alarmas de contaminación en envíos de la fruta ecuatoriana. Esto fue negado por voceros de la Agencia de Regulación y Control Fito y ZoosanitarioARCFZ-.

Al respecto, técnicos de la ARCFZ argumentaron la ocurrencia de contaminación cruzada en los puertos rusos e informaron sobre las normas nacionales de bioseguridad. Aun así, Richard Salazar, de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano -Acorbanec- informó sobre las nuevas medidas preventivas.

Salazar agregó que en distintas fincas bananeras ecuatorianas se prueba Kyventiq,  un fungicida que contiene la molécula “Inatreq Active. El banano ecuatoriano es el primer cultivo en el cual se usa este producto y Ecuador, el primer país del mundo donde se realiza su aplicación comercial.

Los productores esperan nuevas estrategias que incentivarían la exportación bananera

Con respecto a la necesidad de incrementar las exportaciones ecuatorianas, voceros de la Acorbanec consideran que esto dependerá del aumento en la productividad. Proponen profundizar en la efectividad de las medidas fitosanitarias que ha caracterizado a la producción del banano.

Por esta razón el sector participó en la prueba del nuevo fungicida, que blinda la producción de la fruta ecuatoriana e incrementa su competitividad. No obstante, se requiere desarrollar otras estrategias que incentiven la productividad.

Opinan que para apuntalar la posición del país como el mayor exportador de bananos del mundo, se debe incrementar el financiamiento a los productores. Asimismo, propiciar la firma de nuevos acuerdos comerciales que permitan ampliar el mercado en la zona euroasiática. Además, se deben proponer esquemas arancelarios que incentiven más a la exportación.

UE incrementa la incertidumbre para la exportación bananera

Los productores reconocen que la incertidumbre, como reto para la exportación, también crece ante las exigencias de algunos mercados internacionales. Entre éstas, destaca la presión de compradores europeos para reducir los precios de la fruta.

Otro asunto se relaciona con la negativa a disminuir los límites al uso de residuos extraños tras la aplicación de indicadores LMR. De allí la importancia de incentivar la acción conjunta de los gremios  regionales.

Un ejemplo de esta acción fue el rechazo por parte de asociaciones productoras latinoamericanas ante la negativa de la UE de reducir los límites máximos de residuos –LMR-. La razón de la protesta es que el uso de estas sustancias resulta clave para el control de plagas en plantaciones.

El gremio profundiza el proceso de certificación de fincas

El reto más importante para los productores y exportadores  del banano ecuatoriano, es garantizar la sostenibilidad. De allí que se profundice el proceso de certificación de fincas que satisfacen estándares internacionales.

Se espera con mucho interés por los resultados de un estudio, realizado por La Universidad de California en Davis -UC Davis-. En esta investigación se analizan las debilidades, amenazas y oportunidades de la cadena productiva del banano. Los productores ecuatorianos están muy dispuestos a acoger las recomendaciones que se realicen en dicho estudio.